Eureka

 

¿Seres especiales? … Quizás! Así suelo llamar a aquellas personas que con su mirada lo dicen todo, o casi todo, que cuando aparecen en un sitio hacen presencia,

con los que encuentras niveles de comunicación impresionantes, los que escuchan y entienden lo que quieres decir con tu silencio, los que defienden sus ideas con convicción, los que suelen tener pureza de sentimientos, los que te hacen sentir cómoda, los que VIVEN y disfrutan de su estilo de vida, los que son desprendidos de recurso material alguno, los que se asombran al descubrir otras sensaciones y estilos y tienen el talante de respetarlos y vivirlos aunque sea por breves instant

es…

 

A personas como Sebastian.

Al reflexionar y pensar que la vida o el destino me da estas sorpresas y me deja pasar por delante de los caminos de estos “seres especiales” como Sebastian, no puedo mas que agradecer infinitamente el haber tenido la oportunidad de conocerle, de compartir y de haber aprendido que como dicen en muchos libros “entre gustos y colores no han escrito los autores”, y que por tanto hay tantos estilos de vida como personas, con concepciones propias, criterios defendibles, tolerantes ante la opinión de los otros.

 

 

 

En pleno siglo XXI en el que estamos inmersos en nuestras propias “c

arreras diarias”, horarios y rollos mentales y en el que los días pasan sin darnos cuenta, resulta curioso el encontrarse con personas que llevan el ritmo que ellos mismos se imponen, pareciera que estos llevaran las riendas de sus propios destinos para que anden por las sendas que ellos quieran que recorran, con la seguridad y la convicción de que ese es “el camino”. Lo mejor es que a la final lo curioso resulta encantadoramente enriquecedor…

 

 

 

¡Gracias por enseñarme todo esto Sebastian! ¡Gracias por ondear la bandera con la palabra EUREKA!

 

Deja un comentario